Barrio de

Triana

Un barrio mítico y singular, el barrio de Triana es famoso por tantos en toda España y gran parte del mundo, no solo por su puente, sino por ser la cuna del flamenco, entre tantas características más.

Su propio nombre ya procede de época romana, haciendo de él uno de los lugares más antiguos de la ciudad, teniendo incluso un pasado "mitológico" en cuanto a su fundación.

Al encontrarse a la otra orilla del río, siempre ha sido un barrio extramuros de la ciudad, tanto en época árabe como cristiana. Esto provocó que muchos visitantes extranjeros de todas las clases, en especial los de clase baja, se asentaran trayendo sus propias culturas y costumbres, mezclándose entre ellos, dando lugar a creaciones como el flamenco. Pero esto también tenía connotaciones negativas, pues en la época de epidemias como La Peste, fue uno de los lugares más afectados.

Su puente, famoso en todo el mundo, fue el primero de todos los que persisten hoy en día en la capital. En el siglo XIX sustituyó al antiguo puente de barcas árabe, el cual duró más de 7 siglos en pie.

Triana también es famosa por su pasión a la Semana Santa, donde se encuentra la famosa Esperanza de Triana o el Cachorro entre otras tantas imágenes, además de poseer su propia "catedral", la antigua parroquia de santa Ana, una de las iglesias más antiguas de la ciudad.

Su calle principal, la Calle Betis, única donde las haya, pues gracia al variado colorido de las fachadas, provoca una sensación única, de alegría y motivación, un espectáculo visual, un paseo junto al río Guadalquivir, que no olvidarás.

Otra de las características de esta zona es la ciudad ha sido su alfarería, desde época romana, pues de aquí eran dos de sus santas más famosas, Santa Just y Santa Rufina. Una larga evolución de siglos, desde el vidriado árabe, el azulejo polícromo del renacimiento hasta la manufacturación de cerámica desde el siglo XVIII hasta nuestros días.

Pero no podemos olvidar uno de los lugares más significativos, el actual Mercado de San Jorge, célebre por ser el más antiguo, pero principalmente por haber sido un castillo almohade, además de ser la sede de la Santa Inquisición en Sevilla durante siglos.
Este lugar está repleto de historias, tanto históricas como paranormales, no solo porque fuese cárcel y se cometieran innumerables atrocidades, sino porque se encuentra junto al famoso "Callejón de la Inquisición", por donde pasaban los condenados.

Un barrio, una pequeña ciudad o un lugar único y especial, puede tener muchas denominaciones, pero Triana, no hay dos iguales.

Visita exterior

1.30 H

PRECIOS

el pago se realizará antes de comenzar la visita en el punto de encuentro (metálico / bizum)
Mínimo 2 personas
9
  • NIÑOS - 4,5 €
  • Discapacitados - 4,5 €
  • +65 años - 6,5 €

Descuentos Grupos

+20p. -10%

+40p. -25%

+30p. -15%